Hola de nuevo, otro día ha pasado, gracias a dios estamos vivos, tuve reunión de mi agencia y la verdad es que son entretenidas, a veces como que no dan ganas de ir, pero al final te premian, se hüevea un resto, se come bastante y se toma cualquier cantidad de Coca – Cola y ademas se revisan los datos semanales, de ventas, quiebres, etc, etc, etc…. y dentro de todo lo agitado que pudiese llegar a ser, siempre busco el tiempo y el lugar para practicar mi pasión, el Folclor, dentro del mismo esta la parte del canto, la música, cosa que admiro demasiado, no soy para nada guitarrista ni mucho menos, pero siempre mi respeto va para quienes sacan los acordes del instrumento, pero este ultimo tiempo y he tenido cierta atracción con una instrumento muy particular por su complejidad para tocar y belleza por su sonido, me refiero al arpa, instrumento importado, como todos, durante los viajes de los conquistadores, siendo su versión oficial el arpa europea, la versión que tiene mas adepto por sus cualidades sonoras y estructurales es el Arpa Paraguaya, siendo los guaraníes sus principales impulsores en su desarrollo y mejoras en el diseño, adquiriendo características propias de estas latitudes y a la vez han nacido varios interpretes, todos muy respetados a nivel internacional y también han habido arpistas de otros rincones del mundo, siendo la que mas me llamo la atención, una asiática, me parece que de Japón, si de Japón señores, una nipona aprendiendo un instrumento que no tiene mucha cercanía con esas tierras. y quiero dejarlos también con un vídeo de un músico paraguayo, Alcides Ovelar, interpretando un tema que tiene mucho sentimiento para los paraguayos, tanto en su historia nacional como folclórica, con ustedes el Tren Lechero.