Tiempo que pasa y pasa y no nos damos cuenta de lo rápido que avanza. Será que estamos tan enfocados en una cosa que nos aislamos del resto o al tratar de hacer muchas, nos damos cuenta que no nos queda tiempo alguno?

Han ocurrido muchas cosas en tanto tiempo, te titulaste y ahora eres una profesional con todas sus letras, cumplimos 2 años de una hermosa relación y hemos madurado cada uno en distintos aspectos. A primera vista puede parecer poco, pero lo que está entremedio es lo que genera que nos hayamos estresado, enojado, alterado y exaltado por no tener tiempo para cumplir con nuestros deberes individuales y compromisos como pareja. Te pido perdón si he sido un idiota insoportable durante algún tiempo, son detalles. Lo cierto es que a medida que el tiempo ha pasado, no ha sido solamente para recordar que hemos sufrido, llorado y reído, sino que también para recordar que no queda mucho tiempo para que pasemos a la siguiente etapa de lo que tanto hemos conversado y anhelado. No queda nada; exactamente un año.

Nos queda harto paño por cortar, pero tambien es cierto que nos queda harto por aprender y conocer, tanto entre nosotros como lo que nos rodea y averiguar qué hay mas allá, y quiero que me acompañes en ese viaje.

Pueden haber millones de planes, millones de ideas y deseos y esperanzas, pero lo que nunca cambiará es lo que siento por ti, eso … es cierto.