Nacemos con un objetivo en la frente. Muchas veces, en la búsqueda de ese blanco, nos tratan como un número, a veces nos obligan a tomar a caminos que por una u otra razón no queremos transitar o simplemente seguimos por donde se nos indique. Muchas veces ese objetivo no está al alcance y para llegar a el, debes tomar decisiones que muchas veces van contra toda corriente establecida. Es difícil. Será difícil. Pero en este caso tengo la completa convicción que no será así, porque tengo a mi lado a una tremenda compañera, intempestiva, amorosa y esforzada. Junto a ti, lucharemos por nuestra paz, porque ese es nuestro objetivo: Paz. No dinero ni riquezas, solo la paz de llegar a nuestro hogar, saludar a nuestra pequeña y sentarnos en el sillón a ver The Walking Dead.

Porque contigo nada se hace imposible y porque contigo podré cruzar mares y montañas.
Porque contigo nada se hace imposible y porque contigo podré cruzar mares y montañas.